duelo

"Trabajamos para proteger la seguridad aérea, la soberanía y las condiciones laborales de los pilotos ante el Estado, organismos nacionales e internacionales, empresas operadoras, pasajeros y la sociedad en general"

Esto es lo que le podría pasar si se emborracha en un avión

Por: Yuli Salazar

El Tiempo


El reciente escándalo protagonizado por una pasajera colombiana alicorada, a bordo de un vuelo de Avianca rumbo a Nueva York, hizo que muchos se preguntaran qué pasa si las personas se pasan de tragos a bordo. Y aunque este caso no pasó de ser un escándalo en redes sociales, no siempre se cuenta con la misma suerte. El capitán Julián Pinzón, director de Seguridad Aérea y Asuntos Técnicos de la Asociación Colombiana de Aviadores Civiles, explica lo que puede acarrear este comportamiento. Ver: Video de mujer alicorada en avión se hace viral en redes sociales

Si está ebrio antes...

El personal en tierra y los auxiliares de vuelo hacen las preguntas al pasajero: “¿ha consumido alcohol?”, “¿cuántos tragos ha bebido?” y dependiendo del comportamiento y la coherencia del pasajero avisan al capitán del vuelo, quien se cerciora de las condiciones del mismo. Y solo él decide si la persona ingresa o no a la aeronave. Se puede pedir una segunda opinión que puede ser al médico de sanidad portuaria o al de la compañía aérea.

Dentro del avión

Si el pasajero aborda ligeramente alicorado, bajo la respectiva autorización, la tripulación corrobora que no haya ingresado ninguna bebida y no le ofrecen ninguno de los tragos que brinda la aerolínea; de ser necesario, lo cambian de asiento para que no incomode a la persona que está a su lado. Pero las cosas cambian en clase ejecutiva o primera clase, pues allí hay bar abierto, obviamente bajo supervisión. De ser necesario, la tripulación puede cerrar el bar.

Si ocurre una agresión

En caso de que el pasajero en estado de embriaguez agreda verbal o físicamente a otra persona, los auxiliares de vuelo pueden poner en práctica alguno de los tres niveles de protocolo de emergencia que se deben aplicar según el nivel del altercado. El primero consiste en constatar si presenta un nivel de “comportamiento problemático, sospechoso o amenazante”. Y tratan de controlarlo haciéndole un llamado de atención y pidiéndole que, por favor, se quede sentado y quieto. En este nivel, puede seguir dentro del vuelo.

En el segundo protocolo se trata de corroborar si el pasajero se encuentra en “comportamiento con abuso físico”; es decir, si la persona ebria ha empujado o golpeado a otro pasajero o ha ocasionado daños al avión; de ser así, los tripulantes le informan al capitán del vuelo, quien da un anuncio pidiendo ayuda a los pasajeros para poder controlar a esa persona. Además, también puede determinar si se aterriza en un aeropuerto alterno para desembarcar al pasajero.

Y por último está el protocolo de amenaza de vida, en el cual un pasajero alicorado usa o muestra un arma, o amenaza con tener un arma; en este caso, los auxiliares le informan al capitán, el vuelo se declara en emergencia, aterriza en el primer aeropuerto cercano y hace el debido protocolo ya en tierra. 


Conozca las implicaciones legales y otras consecuencias en eltiempo.com

Síguenos